Categoría: Contable

ADAPTE LA CONTABILIDAD Y LOS LIBROS

Deberá adaptar su contabilidad y sus libros para deducirse el IVA soportado si trabaja con un proveedor o cliente que se haya acogido al criterio de caja,  a pesar de no haberlo hecho usted.

  • En primer lugar, no podrá deducirse el IVA que soporte o repercuta en las facturas hasta que se efectúen los corbos o pagos.
  • Por otro lado, los libros de registro de facturas deberán incluir algunos apartados adicionales que recojan ciertos datos que hay que facilitar, como la fecha y la forma de pago.

Es conveniente que contabilice este tipo de operaciones de forma correcta, estableciendo un sistema de control adecuado para deducirse el IVA soportado cuando corresponda.

CALIFICACIÓN DEL GRUPO DE SOCIEDADES SEGÚN LAS DEFINICIÓN DEL I.C.A.C.

Una vez más el ICAC[1], se pronunció sobre la calificación como empresas del GRUPO DE SOCIEDADES a los efectos del artículo 42[2] del Código de Comercio de sociedades participadas por familiares próximos, lo que incide en la obligación, o no, de formular de manera obligatoria cuentas anuales consolidadas.

En concreto la consulta versa sobre si determinadas sociedades participadas mayoritariamente por personas físicas, vinculadas por una relación de parentesco constituyen un grupo de sociedades de los previstos en el artículo 42 del Cód. de Comercio.

Las dudas en torno a la definición de Grupo de Sociedades, surgen del concepto unidad de decisión[3], esto es una o varias sociedades se hallan bajo lo que denominaban “dirección única”. En particular cuando la mayoría de los miembros del órgano de administración de la sociedad dominada fueran miembros del órgano de administración o altos directivos de la sociedad dominante o otra dominada por ésta, dando lugar al concepto de grupo horizontal o grupo de coordinación[4].  Un claro ejemplo, es el formado por una persona física o por varías unidas por vínculos de parentesco, poseedora de la mayor parte de los derechos de voto de varias sociedades que no tienen relación de poder entre ellas, sino que su relación se produce por el dominio de la persona física sobre todas ellas. (Véase esquema I)

(Esquema I)

 esquema I

 

Otro supuesto posible podría ser el siguiente;

(Esquema II)

 esquema II

 

La sociedad C podría considerar a estos efectos como dependiente del un grupo de sociedades con obligación de consolidar contablemente, a pesar de no superar el control del 50% por parte del “último socio”. Esta redacción introducía una gran complejidad puesto que podría darse el supuesto en el que existiera una doble obligación legal de formular cuentas anuales consolidadas (una por el grupo horizontal y otra por el vertical). Otra de sus consecuencias, en ámbito fiscal, era que este tipo de estructuras tenían la consideración de entidades vinculadas.

En Enero de 2008, se elimina la obligación de consolidar para los denominados grupos horizontales o de coordinación, pues se destierra el concepto de unidad de decisión y deja de definirse como Grupo aquel en el que varias sociedades constituyen unidad de decisión. No obstante, el control se puede ejercer sin participación alguna, el supuesto de las entidades de “propósito especial” en las que una sociedad participa en los riesgos y beneficios de la otra, que no son objeto de análisis en estos momentos.

Cuando existe una unidad de decisión en varias empresas, por estar las mismas sometidas o controladas por la misma persona o personas, físicas o jurídicas, existirá grupo contable, tal y como se recoge en el apartado 13 de las Normas de elaboración de las cuentas anuales[5], dicho grupo no está, sin embargo, obligado a consolidar contablemente, por no formar grupo de sociedades a los efectos de lo establecido en el art. 42 del Cód. de Comercio.

Al mismo tiempo tiene repercusiones fiscales, dado que las empresas sometidas a la misma, no serían consideradas entidades fiscalmente vinculadas y por lo tanto, no estarían obligadas a justificar el valor de mercado de sus operaciones entre ellas ni tampoco les resultaría de aplicación la normativa referida a las obligaciones de documentación de las operaciones entre entidades vinculadas, o incluso podrían adquirir bienes de las citadas empresas que dieran derecho a aplicar la deducción por reinversión del art. 42 del Cód. de Comercio.

Por último, el art. 67 del TRLIS[6] define Grupo de Sociedades o Grupo de Consolidación, en el ámbito fiscal, como el conjunto de sociedades anónimas, limitadas y comanditarias por acciones, así como las entidades de crédito, residentes en territorio español formado por una sociedad dominante[7] y todas las sociedades dependientes de ésta.

 

Resumen:

(Esquema III)

esquema III


[1] Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas

[2] Anexo I

[3] Existía grupo consolidable a nivel contable cuando varias sociedades constituían una “unidad de decisión”.

[4] “El grupo de coordinación es el integrado por diversas empresas controladas por cualquier medio por una o varias personas físicas o personas jurídicas que actúan conjuntamente o se encuentran bajo una dirección única”

[5] Parte 3ª del PGC define “A efectos de la presentación de las cuentas anuales de una empresa o sociedad se entenderá que otra empresa forma parte del grupo cuando ambas estén vinculadas por una relación de control, directa o indirecta, análoga a la prevista en el art. 42 del Cód. de Comercio para los grupos de sociedades o cuando las empresa estén controladas por cualquier medio por una o varias personas físicas o jurídicas, que actúen conjuntamente o se hallen bajo dirección única por acuerdos o cláusulas estatutarias”

[6] Texto Refundido de la Ley de Impuestos de Sociedades.

[7][7] Se entiende por Sociedad dominante, aquella que ostente una participación directa o indirecta, al menos, del 75 por ciento del capital social de otra u otras sociedades el primer día del período impositivo en que sea de aplicación este régimen de tributación o, de al menos, el 70 por ciento del capital social, si se trata de sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un mercado regulado. Este último porcentaje también será aplicable cuando se tengan participaciones indirectas en otras sociedades, siempre que se alcance dicho porcentaje a través de sociedades dependientes, cuyas acciones estén admitidas a negociación en un mercado regulado.

AUMENTE EL VALOR DE SU EMPRESA

Sepa que al cierre contable de 2012 puede aumentar el valor de su empresa mediante la revalorización de activos

Recientemente ha sido aprobada una ley que le permite actualizar el valor contable de determinados activos (entre ellos los inmuebles) de forma que aparezcan en su balance de cierre de 2012 por un valor más cercano al real.

Gracias a ello, tanto el valor de sus activos como los fondos propios de su empresa aumentarán, de modo que sus balances ofrecerán una imagen financiera más solvente y tendrá más posibi¬lidades de acceder al crédito bancario.

Si su empresa quiere acogerse a dicha actualización de balances, sólo deberá satisfacer un 5% del importe en que aumente del valor contable de sus activos.

Por otro lado, obtendrá una ventaja fiscal adicional: gracias a ello, podrá contabilizar una mayor amortización a partir de 2015 y pagar menos impuestos. Esto le compensará sobradamente del coste del 5% que tendrá que satisfacer para poder acogerse a dicha actualización de balances.

Nuestros profesionales le asesorarán sobre los pasos a seguir para acogerse a esta actualización de balances y le informarán sobre las ventajas que le permitirá obtener.