Renegocie el ‘leasing’ sin perder ventajas fiscales

Si la empresa realiza alguna operación de  ‘leasing’ podrá disfrutar de un régimen especial en el Impuesto de Sociedades y acelerar la amortización. Para ello es preciso que reúna dos requisitos:

  • La duración del contrato de ‘leasing’ tenga una duración mínima de dos años en bienes muebles o de diez si son inmuebles.
  • Las cuotas del ‘leasing’ sean constantes o crecientes de año en año.

A finales de 2009 entró en vigor una nueva ley que permite que temporalmente no sea necesario cumplir que el importe anual de la recuperación del coste del bien permanezca igual o tenga carácter creciente durante toda la vida del contrato (punto dos de los requisitos anteriormente mencionados). Aplicable a todos los contratos formalizados dentro de alguno de los años 2009, 2010, 2011 (independientemente que hubieran formalizado antes o después de la nueva normativa), este período se prorroga hasta 2015. Ahora se puede renegociar las condiciones del ‘leasing’ sin perder incentivos.

  • Si su empresa tiene falta de liquidez, podrá solicitar al banco una ampliación de los plazos de amortización de sus leasings y reducir así las cuotas mensuales a pagar, aunque implique reducir la parte de la cuota correspondiente a la recuperación del coste del bien, no perderá ningún incentivo fiscal.
  • Si su empresa tiene exceso de liquidez y le interesa pagar anticipadamente una parte del capital pendiente del leasing, también podrá hacer dicho pago hasta ciertos límites sin perder las ventajas fiscales