SOLICITE LOS DATOS DE SUS TRABAJADORES

Ciertos cambios en la situación personal y familiares en la vida del trabajador pueden modificar el tipo de retención que se le aplica. Por ello, es conveniente que se le ofrezca la posibilidad de informar de estos cambios a principios de año para poder realizar las retenciones pertinentes. Del siguiente modo:

  • Se aconseja preparar una circular informando a los trabajadores de las consecuencias y necesidades de informar de sus cambios personales o familiares.
  • Evitará cambios a mitad de año que tuvieron lugar el año anterior y que generen doble trabajo volviendo a calcular el tipo de retención a aplicar,
  • Si los cambios suponen un menor tipo de retención sus trabajadores recibirán un mayor neto. En caso contrario, evitará sanciones de Hacienda por no haberlos comunicado.
  • Los cambios a efectos de regularización pueden ser comunicados siempre y cuando resten, al menos, cinco días para la elaboración de las nóminas (si llega más tarde, el cambio se aplicará el mes siguiente).
  • Las sanciones repercutirán directamente en el empleado. Estas sanciones pueden clasificarse como leve, o muy grave. Ambas se calculan como la diferencia entre la retención o ingreso a cuenta procedente y la efectivamente practicada. La sanción consistirá en multa pecuniaria proporcional del 35% y 150% respectivamente.